Un final agridulce para la saga mutante

Aunque nadie lo ha dicho oficialmente, todos consideran a X-Men: Dark Phoenix como el fin de la franquicia de los mutantes que inició con X-Men en el año 2000

Tras la compra de Fox por parte de Disney, estos personajes eventualmente se unirán al MCU y tendrán una adaptación e interpretación distintas a las que el público conoce hasta la fecha. Por lo anterior, Dark Phoenix se convierte en un final agridulce que tiene momentos memorables, pero también personajes poco desarrollados y un guión que nunca convence a las audiencias de todo lo que se supone que está en riesgo dentro de la historia.

Dirigida por Simon KinbergDark Phoenix inicia con los X-Men como los héroes que siempre soñaron ser. Tras décadas de discriminación, el gobierno de Estados Unidos por fin ve a los mutantes como aliados y es por esto que, cuando una misión espacial se sale de control, son ellos quienes salvan el día. Sin embargo, durante este rescate en el espacio, Jean Grey (Sophie Turner) absorbe una fuerza cósmica que no solo aumenta sus poderes sino que también le permite descubrir la verdad acerca de la muerte de sus padres. Al darse cuenta de lo que sucede con JeanCharles Xavier(James McAvoy) y el resto de los X-Men tratarán de detener a quien alguna vez fue parte de su familia pero que ahora se ha convertido en la amenaza más grande para ellos y para el mundo.


Fuente: 20th Century Fox

The Dark Phoenix Saga es una de las historias más conocidas y populares en el mundo de los cómics. Tan es así que Foxtrató de adaptarla un par de veces con resultados regulares: en The Last Stand (2006) el problema radicó en que la historia de Jean Grey se trató como una trama secundaria, restándole importancia al arco narrativo del personaje; no obstante, ahora que en Dark Phoenix (2019) Jean Grey es el eje central de la historia, la trama sigue sin resonar con la audiencia porque todo se siente apresurado y forzado a las necesidades comerciales de la franquicia.

Aunque Simon Kinberg hace un esfuerzo por corregir lo que escribió en The Last StandDark Phoenix es un proyecto que le queda grande en su debut como director. Para empezar, la película tarda en encontrar su ritmo; la primera parte está llena de escenas que parecen no tener conexión entre sí y que se sienten como viñetas de un guión todavía en construcción. Cuando los personajes interactúan entre sí, lo hacen con diálogos torpes que resultan de una familiaridad que nunca fue desarrollada en la pantalla grande. ¿Desde cuándo Jean Grey ve en Mystique (Jennifer Lawrence) a una líder en la que puede confiar? ¿Qué ocurrió con la rivalidad que existía entre Storm (Alexandra Shipp) y los X-Men al finalizar X-Men: Apocalypse (2016)? ¿Por qué Mystique coquetea con Beast (Nicholas Hoult) si su relación únicamente fue un punto importante en la historia de First Class (2011)? Pareciera que Dark Phoenix no solo espera que el público haya seguido a la franquicia todo este tiempo –y la recuerde–, sino que también llene todos los espacios en blanco que la cinta no tiene tiempo de desarrollar por sí misma.

Lo anterior es importante de recalcar porque la gran tragedia de Dark Phoenix radica en ver a Jean Grey, una pieza fundamental de los X-Men, en contra de sus amigos y compañeros. Sin embargo, eso no tiene un impacto emocional en la audiencia porque esta apenas conoce a Jean Grey y muy pocas veces la ha visto interactuar con el resto del equipo.


Fuente: 20th Century Fox

A excepción de Jennifer Lawrence (quien está en modo automático desde hace dos cintas), el resto del elenco sigue entregando actuaciones muy por encima del material que tienen a la mano. La adición de Jessica Chastain como una misteriosa extraterrestre llamada Vuk solo confirma el derrotero extraño con el que ha recorrido esta franquicia a su talento: Chastain parece estar pasando el mejor rato de su vida, pero al mismo tiempo, la actriz se encuentra atrapada en el prototipo del villano que quiere destruir al mundo y que hemos visto cientos de veces en este tipo de filmes.

Desafortunadamente, después de 12 cintas, 2 de los personajes más importantes del equipo, Cyclops (Tye Sheridan) y Storm, siguen siendo relegados a segundo plano y su presencia solo se limita a hacer avanzar la trama de otros. Por su parte, Sophie Turner sorprende en su interpretación de Jean Grey y cumple con creces el objetivo de transmitir el conflicto interno que vive durante toda la película. Lo mejor que se puede decir de su actuación es que, en Dark Phoenix,Turner por fin se apropia del personaje que hasta ahora le pertenecía a Famke Janssen gracias a la trilogía original.

No todo es malo en Dark Phoenix. Las escenas de acción del segundo y tercer acto son de las más emocionantes que ha tenido la franquicia desde que inició ya que le dan a cada mutante su oportunidad de brillar y, a la cinta, una excusa para respirar del drama forzado y hacer un buen uso de los efectos visuales y presupuesto que tiene a su disposición. Es aquí también que la película deja ver que los X-Men funcionan mejor cuando el enfoque es en el equipo y no en cada uno de ellos por separado.

Como en toda cinta con grandes ambiciones, Dark Phoenix tiene vistazos de lo que pudo haber sido. La idea de una isla de mutantes apartada de la sociedad y que tiene como líder a Magneto (Michael Fassbender) pudo haber tenido más relevancia en la historia y servir como contraste al mundo idílico que Charles Xavier construyó para su equipo. De igual forma, explorar los matices que tienen las intenciones del Profesor X con sus alumnos es una idea interesante para una cinta más arriesgada de lo que es Dark Phoenix.


Fuente: 20th Century Fox


Sophie Turner sorprende en su interpretación de Jean Grey y cumple con creces el objetivo de transmitir el conflicto interno que vive durante toda la película.

Es curioso que la franquicia de X-Men haya iniciado la ola de cine de superhéroes que tenemos hoy en día. Esto solo vuelve más agridulce, como venimos diciendo desde el comienzo, el hecho de que la última cinta de la saga, Dark Phoenix, no pueda despedirse de los mutantes con resultados más juiciosos en cuanto a su legado. Tras ver la película, el público no va a extrañar a estos personajes y, en cambio, solo se va a preguntar cómo Marvel y Disney (y Kevin Feige) pueden hacerlo mejor dentro de algunos años.

Sobre Nathalia Caceres

Escribo en los 🎬pochocleros🍿 Me gustan las películas, las series, los conciertos y teatros. Amo leer novelas románticas y son fanatica de la moda. @nathaliacaceres_

¿Que opinas?

comments