CRITICA: EL LEGADO DEL DIABLO (HEREDITARY)

La película que fue sensación en el Festival de Sundance y que muchos no pudieron terminar de ver llega al país, prometiendo poco mas de dos horas de un retorcido drama familiar… en una atmósfera absolutamente terrorífica…

CRITICA: Nahuel Cragaris (@nahucragaris)

Resultado de imagen para hereditary

 

Ari Aster, director de la película y también debutante en la industria dijo alguna vez que El objetivo de la historia, era “molestar a las personas en un nivel profundo”.
Y el resultado es mucho más que eso.
La historia gira en temas tan delicados como el miedo a lo que se puede heredar de los padres, sobre todo las enfermedades mentales y en cómo un trauma tiene el poder de transformar. El drama familiar convertido en terror no utiliza solamente recursos comunes dentro del género, sino que pone a la luz una problemática muy poco comentada y que puede abrir más de una herida.
Annie(Collette) dejará entrever la situación familiar a través de su afición por las casas de muñecas. En el diseño de las habitaciones y las personas que habitan en ella se añadirá un simbolismo sobre el entorno real y las experiencias traumáticas que ha sufrido la protagonista a lo largo de su vida.
Hablemos también de atmosfera, en parte gracias a lo técnico, la fotografía casi que usa más bien tonos oscuros y lo que se ve a veces es gracias a la luz de las velas o veladores, esto no ocurre en toda la película, a propósito, esta planteado para generar atmosferas en ciertas escenas.
Justamente, hay un par de escenas que se desarrollan al filo del ridículo y trabajan como un alivio cómico no buscado, atenuando la atmósfera de miedo. Una atmósfera lograda concretamente en base a un buen elenco.
Es en base al desarrollo de los personajes lo que nos hace atravesar una experiencia desgarradora e inquietante con la que más de una persona puede sentirse identificada.

La familia Graham se enfrenta con un conflicto que ocasionalmente es común en una familia: En la casa reina la incomunicación, la incomodidad, la falta de eso que se conoce como “calor de hogar”. Y la muerte de la abuela, que vivía bajo el mismo techo, pero sólo estaba afectivamente cerca de su nieta, no hace más que hacer el ambiente aún más irrespirable. Luego, a esos problemas de vinculo entre los personajes, se irán agregando los elementos sobrenaturales.
Hay que destacar notablemente la actuación de Toni Collette, a la que ya muchos reclaman, una candidatura para la próxima temporada de premios. No hay mucho para decir, su personaje tiene como característica dramática la ambigüedad, al final del filme el cambio en ella es rotundo y está perfectamente logrado.
Hay similitudes con grandes películas del pasado, la mas notable, El Bebe De Rosemary (1968) y El Exorcista (1973). Sin duda es un gran comienzo para el ya ahora no tan novato Ari Aster, que nos brindo una obra completa, con pasajes increíbles y con un incomodo cosquilleo en el estómago hacia el final de la historia.


Terror. EE. UU, 2018. 127’. De: Ari Aster. Con: Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd. 

 

¿Que opinas?

comments