Oscars 2018: Crítica de la gran obra cinematográfica de Nolan, Dunkirk.

Nolan muestra porque es uno de los grandes con una “maestría visual” única, manteniendo una tensión permanente…

Resultado de imagen para dunkirk

Critica: Nicolás Medina (@nicoalanmedina)

Escuchamos de la nueva película de Christopher Nolan y es inevitable no ansiar verla. Es uno de los grandes directores de los tiempos que corren, y tiene en su haber muchas obras de arte como lo son Memento, El Origen e Interstellar. Y con Dunkirk estamos ante una de sus películas más espectaculares(En el sentido literal de la palabra), pero no por eso su mejor película. Según considero, las 3 nombradas antes son mejores que esta, pero lo que tiene Dunkirk es eso, que es ESPECTACULAR como cuenta la historia y todo lo que tiene que ver con lo técnico.

¿Qué es lo que nos cuenta?:

Año 1940, en plena 2ª Guerra Mundial. En las playas de Dunkerque, cientos de miles de soldados de las tropas británicas y francesas se encuentran rodeados por el avance del ejército alemán, que ha invadido Francia. Atrapados en la playa, con el mar cortándoles el paso, las tropas se enfrentan a una situación angustiosa que empeora a medida que el enemigo se acerca.

Si hay algo que sorprende en esta película de género Histórico, es la ausencia en planos, en tomas, del enemigo. Es muy acertado desde el guion (también de Nolan), la metáfora de un enemigo invisible. Vemos el miedo, la tensión, la angustia, ciertos momentos de alegría, pero nunca a ese enemigo.

Esto tiene mucho que ver con la manera de contar la película, y en vez de usar las palabras, usar las imágenes para mantener al espectador en una tensión permanente y casi insoportable. Ahí es donde también entra Hanz Zimmer, el compositor, y el equipo de sonido. El primero de ellos, usa un método de composición que hace sentir que la música está en crecimiento constante, y el equipo de sonido nos pone el tic-tac de un reloj que no cesa, no da tregua. Y es que lo técnico es mas que increíble.

Esto es lo que decía Alexis Puig para Infobae:

Filmada con precisión, buen gusto y pulso dramático, desde el primer plano que abre la cinta hasta el último fotograma, es imposible despegar la atención de una historia que conmueve y toca las fibras más íntimas de los espectadores.

Ahora si, vamos nominación por nominación, de las 8 que tienen. Mejor película. Aunque era en un principio gran candidata, creo que no hay posibilidades frente a otras grandes películas como Three Billboards, The Shape of Water o Call Me By Your Name. Mejor director. Nolan es uno de mis favoritos y con esta película muestra especialmente que es un genio, pero según todo indica, Guillermo del Toro ya lo tiene casi en la mano. Mejor Banda Sonora. Acá si que Hanz Zimmer puede hacerse de la estatuilla, siendo, como dije, uno de los grandes fuertes de Dunkirk, al igual que el de Mejor Sonido y Mejor Edición de Sonido. Mejor Fotografía. Acá si, o se lo dan a esta o a La Forma del Agua, pero yo considero que no hay dudas que este tendría que ir a Dunkirk. El de Mejor Montaje, tiene que ir casi con seguridad a la obra de Nolan. Diseño de producción, otro de los fuertes, pero por la calidad de películas de este año, no se puede asegurar nada.

Puntaje: 8/10

Oscars 2018: Crítica de ‘Call Me By Your Name’ – “Una obra de arte”

¿Que opinas?

comments